El primer paso es establecer el financiamiento. En Homelike Home tenemos varios establecimientos bancarios que hablan inglés que pueden ayudarle a definir su proyecto. Tener un préstamo pre-aprobado le permitirá conocer su presupuesto antes de lanzarse al mercado y tendrá la seguridad necesaria para hacer una oferta sólida y pasar por un comprador serio.

En Francia, el precio de la propiedad incluye los honorarios de las agencias inmobiliarias que los anuncian. Adicionalmente habrá que pagar los honorarios del notario (aproximadamente 7 % del precio de la propiedad, calculados sobre el precio sin incluir los honorarios de la agencia ) y nuestros honorarios de búsqueda.

 

Montmartre

En París, el mercado es terriblemente competitivo y aún más cuando se trata de buenos productos inmobiliarios puesto que la demanda es mucho más importante que la oferta. Los mejores apartamentos se venden generalmente durante las primeras dos o tres visitas. Por lo tanto, si el apartamento corresponde a sus deseos, debe estar preparado para hacer una proposición inmediatamente, y en la gran mayoría de los casos, al precio demandado.

Homelike Home trabaja exclusivamente para usted, el comprador, y no toma ninguna comisión de los vendedores. Por lo tanto, las agencias nos contactan rápidamente cuando tienen nuevas propiedades en su catálogo, incluso antes de que sean publicadas.

Una vez encontrada la propiedad, el proceso de compra se desarrolla de la siguiente manera:

Por medio de una proposición escrita, usted ofrece al vendedor un cierto precio y establece las condiciones de la compra del bien, así como una fecha límite para responder a su proposición de compra.

En principio, si usted hace una proposición al precio demandado, el vendedor tiene la obligación moral de aceptar su oferta y detener las visitas al apartamento. Esta proposición de compra es independiente de la aprobación del crédito por el banco.

La firma del acuerdo de pre-venta, o compromiso de pre-venta (promesse de vente), es el documento que lanza el proceso de compra. Entre la firma de este acuerdo y el de la venta final, donde al fin tendrá las llaves del apartamento, se tomarán alrededor de tres meses.

Este acuerdo de pre-venta puede realizarse en su ausencia, con una autorización y un poder oficial dado a Homelike Home o a su notario. Este acuerdo estipula todos los términos de la venta. Contiene las siguientes informaciones sobre el bien y sobre el edificio:

  • Las pruebas de que la propiedad cumple con las condiciones obligatorias requeridas por la ley ( proporcionadas por el vendedor: medidas oficiales según la “ley Carrez”, calidad del aislamiento térmico, presencia o ausencia de plomo en las pinturas, termitas…)
  • Todas las reparaciones, reformas y renovaciones votadas por la asamblea de copropietarios del edificio, así como los proyectos futuros.

En esta etapa, usted deberá proporcionar un deposito de garantía del 10% del precio del bien, que será guardado en custodia por el notario.

Una vez firmado el acuerdo de pre-venta, el contrato de venta es preparado por los notarios (el propio y el del vendedor).

Si usted elige obtener una hipoteca o préstamo bancario, le aconsejamos incluir en el contrato de venta una cláusula suspensiva o de contingencia, que le protege en el caso de que el financiamiento no sea aprobado. Esta cláusula establecerá una fecha límite y las condiciones para obtener el préstamo. Si estos términos no son cumplidos y el banco rehúsa el préstamo, el comprador no perderá su depósito y la propiedad regresará al vendedor.

Una vez que el acuerdo de pre-venta ha sido firmado, empieza un periodo obligatorio de reflexión de siete días, donde el comprador aún puede retractarse totalmente de la promesa de compra, sin ninguna consecuencia legal ni financiera.

Pasados los siete días, los notarios recopilan todos los documentos necesarios y redactan el contrato de venta, mientras que usted realiza los trámites necesarios con el banco. Este proceso es el que tarda alrededor de tres meses; una vez obtenido el financiamiento bancario por su parte y los trámites apurados por los notarios, se concierta una cita para firmar el contrato de venta final.

 Una vez que sea propietario de un bien en Francia, deberá eximir los costos e impuestos asociados siguientes:

Impuestos a la propiedad

  • Impuesto local (taxe foncière)

Los impuestos locales son bastante razonables en París. Por ejemplo, para un apartamento de una habitación, el impuesto medio es de 500€ anuales. Este impuesto local es recaudado por la comuna (arrondissement) en la que se localiza el bien y es pagada por el propietario.

  • Impuesto de residencia (taxe d’habitation)

Este impuesto es pagable por el ocupante de la propiedad. Puede ser el propietario si éste ocupa el apartamento, o por el locatario si el bien esta alquilado. Su monto es similar al de los impuestos locales (500€ por año si dos personas viven en el apartamento).

  • Gastos de copropiedad

Normalmente, el edificio en el que su apartamento esta localizado es administrado por un síndico, quien es responsable del mantenimiento de las áreas comunes y supervisa el manejo del edificio.

Una vez al año, los propietarios son convocados a una asamblea general, en la cual el síndico rinde cuentas y somete a votación ante los copropietarios del edificio una serie de mejoras y reparaciones.

Los gastos de copropiedad son reclamados trimestralmente y representan su contribución para pagar:

    • Los honorarios del síndico;
    • los seguros del edificio;
    • el salario del conserje (si es que hay uno);
    • los costos de limpieza y mantenimiento;
    • el consumo de agua y calefacción (en función de los contadores, si son comunes o individuales);
    • los seguros del edificio.

Aunque es difícil hacer una estimación precisa de estos costos, ya que dependen del tipo de edificio (conserje, tipo de calefacción, elevador…) es usual estimarlos a 100€ por habitación por mes.

  • Servicios y seguros

Los seguros de habitación (que pueden ser contratados ya sea a través de su banco, o de una compañía de seguros) deberán ser establecidos y entrar en vigor a partir del día de la firma de la venta final. Generalmente, el cobro se hace una vez al año. El costo de este seguro es de aproximadamente 100€ anuales por un apartamento de una habitación.

  • Gas y electricidad

Los contratos deberán estar a su nombre y las cuentas pueden ser pagadas directamente a través de su banco con un cargo automático.

  • Cable e internet

La mayoría de los paquetes incluyen la televisión por cable, llamadas de teléfono ilimitadas (a veces incluyen llamadas a teléfonos móviles e incluso llamadas a ciertos países del extranjero) e internet ilimitado. Existen varios proveedores de servicio, pero los precios y las prestaciones son similares y cuestan alrededor de 30€ por mes.

El día de la firma del contrato de venta se presentan el vendedor, el comprador, sus notarios respectivos, así como los agentes inmobiliarios y Homelike Home como su agente de compra.

En este momento usted deberá realizar los siguientes pagos:
– el balance de lo que debe por la propiedad (el precio menos el 10% ya pagado)
– los honorarios diversos (agencia inmobiliaria y del agente de compra)
– los honorarios del notario
– el balance debido por los costos de mantenimiento del edificio, así como los impuestos de propiedad.

A partir de ese momento, ¡las llaves son suyas!

¡Felicidades, es usted el afortunado propietario de un bien en Francia!

En Francia es obligatorio firmar el contrato de venta final ante notario. Su rol no es el mismo que el de un abogado, puesto que también registra la transferencia de la propiedad y se asegura que el estado reciba los impuestos debidos, como las tasas de registro, etc…

El comprador tiene la libertad de escoger su propio notario, quien garantiza su imparcialidad. El vendedor puede designar su propio notario; en este caso los honorarios se comparten entre los dos profesionales.